Optimización de contratos

Desde agosto de 2013 el Gobierno empezó a implantar una estrategia para garantizarse los ingresos del sistema eléctrico al incrementar la parte fija de la factura, la potencia contratada, que para el caso del consumidor doméstico ha supuesto una subida del 92% y en los profesionales, del orden del 145%.

La potencia contratada a nivel general esta muy desadaptada y posee una gran posibilidad de optimizacion.

La potencia contratada que tiene el consumidor doméstico es de 110 GW , más que la que todo el sistema eléctrico es capaz de generar (108 GW) si pudiera hacerlo a la vez.

La potencia contratada global de todos los consumidores asciende a unos 185 GW y la máxima potencia demandada por el conjunto de consumidores en el 2014 ha sido de casi 39 GW el resto, 136GW, es pues un regalo que hacemos al sistema, unos 10.000 millones de euros que pagamos por potencia contratada, ¡no utilizada nunca!.

El consumidor doméstico de electricidad puede rebajar el coste de su factura de electricidad en 61,5 euros al año, impuestos incluidos, si recorta en un tramo, o en 1,15 kilovatios (Kw), la potencia contratada.

En empresas, comercios, industrias, etc. la potencia contratada admite diferentes posibilidades de contratación y está sometida a diversa regulación, por lo que la CNMC en sus informe distingue entre potencia contratada y facturada, existiendo notables diferencias. Lo normal en suministros profesionales es pagar sobrecostes, a veces muy importantes.

Ya seamos consumidores  domésticos ,profesionales o comunidades de propietarios es imprescindible optimizar los diferentes parámetros de las facturas y muy especialmente, la potencia contratada

Soluciones Energéticas Energías renovables Eficiencia y ahorro energético Contratos luz